Carillas Dentales: Te contamos todos los detalles

Carillas Dentales: Te contamos todos los detalles

Las carillas dentales son uno de los tratamientos de estética dental más frecuentes. Por ese motivo, os vamos a contar en este post qué son, para qué sirven, cómo se colocan y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son un recurso de reparación dental estético y poco invasivo, que consiste en adherir una fina lámina a la parte frontal del diente. Corrige defectos estéticos (de forma, color, deterioro etc.) pero siempre sobre dientes y encías sanas. Esta lámina puede ser de porcelana generalmente, aunque también puede ser de otros materiales como el composite. Son elementos que se crean a medida de cada paciente con el fin de que tenga la mayor naturalidad posible al ser colocados junto al resto de dientes.

¿Para qué sirven las carillas dentales?

Las carillas dentales, también son conocidas como facetas dentales o carillas estéticas. Son reconstrucciones de porcelana o composite, que empleamos para mejorar la imagen externa de la dentadura, puesto que permiten modificar visualmente la forma, brillo o color. Su objetivo no es el de mejorar la funcionalidad de las piezas dentales, solo el de darles un aspecto más estético y homogéneo.

Tipos de carillas dentales

Existen varios tipos de carillas dentales dependiendo del material que se emplea en la lámina que recubrirá la parte frontal del diente, pero las más conocidas o empleadas son las carillas de composite o de porcelana. En Policlínica San Juan trabajamos con materiales de última generación como las carillas feldespáticas que aportan un plus extra en estética y durabilidad:

Carillas de composite

Se trata de un tratamiento estético y poco invasivo, en el que se dispone capas de composite en la superficie del diente directamente sobre la parte frontal, adaptándolo a su forma hasta que se consigue el aspecto deseado. Este material se compone de fibras de carbono, vidrio y boro, un material de alta resistencia. Para realizar esta técnica no es necesario tallar el diente, ni la aplicación de anestesia ya que es indoloro.

Ventajas e inconvenientes de llevar carillas de composite

Las carillas de composite también ofrecen un buen resultado estético para el paciente, pero el material con el que están elaboradas hace que sean menos duraderas que las de porcelana, de unos 5 años. Por este motivo, es recomendable las carillas de composite cuando la corrección es especialmente sencilla o cuando el paciente es menor de 18 años, ya que son reversibles y no necesitan un contorneado dental en ningún caso y se pueden retirar en el futuro de una manera muy sencilla y adherir posteriormente las de porcelana.

En cuanto a las ventajas, resaltar que para el aplique de las carillas de composite sólo se necesita una sesión para colocarlas. Además, el composite ofrece resultados muy reales cuando es necesario modificar levemente el tamaño, forma o color del diente, y también para cerrar esos pequeños huecos y triángulos negros que aparecen entre diente y diente. Su coste es menor que las carillas de porcelana ya que no se tienen que enviar al laboratorio para su elaboración.

Carillas de porcelana

Se trata de una fina lámina de porcelana que se coloca en la parte visible del diente. Su funcionalidad es modificar el aspecto del diente en color, forma y brillo. Además, son resistentes y permiten comer con total normalidad. Este tipo de carillas dentales son fabricadas en un laboratorio dental y posteriormente se colocan en los dientes mediante un adhesivo muy estable. En el momento en el que se unen a los dientes, se vuelven resistentes a las fracturas.

Estas se dividen en tres tipos: las ultrafinas, las de zirconio y disilicato de litio.
Las ultrafinas son las carillas de mayor calidad y que dejan una mejor apariencia. Se utiliza porcelana inyectada, teniendo mayor resistencia. Las más destacadas y las más utilizadas en el mundo de la odontología son las carillas ultrafinas, que tienen un grosor máximo de 1 milímetro (equivalente a una lentilla), lo que evita tener que limar o modificar la pieza dental.
Las carillas de Zirconio tienen un mayor grosor y resistencia, por eso solo se utilizan en casos muy específicos. Tu dentista deberá valorar si es necesario utilizar este material para tu tratamiento. El zirconio tiene una ventaja sobre otros materiales: su transparencia y la naturalidad que brinda. Es ideal para intervenciones estéticas.
Las carillas de disilicato de litio consiste en un material que resulta de la combinación de vidrio y cerámica. Ha demostrado ser 3 veces mayor que la de otros materiales 00y tiene un fácil manejo. Otro beneficio del disilicato de litio es su cementación ya que se consigue una mayor adherencia a la superficie del diente y por tanto, tiene más durabilidad.

Ventajas e inconvenientes de las carillas de porcelana

Como ventajas destacan que la cerámica tiene un color natural y tienen mucha más durabilidad llegando a resistir entre 25 a 30 años, además de que las carillas de cerámica no se tiñen con el paso del tiempo. Son aptas para múltiples defectos dentales que tenga el paciente. En este caso las carillas de porcelana se pueden utilizar para mejorar el alineamiento de los dientes, mejorar el color, para igualar el tamaño de los dientes, mejorar dientes desgastados o fracturados. Además, ayuda a fortalecer los dientes fracturados y restaurar su función normal. Se pueden utilizar para restaurar dentición desgastada por el bruxismo. Es un tratamiento rápido y requiere de poco tiempo de recuperación. Después de que las carillas de porcelana se fijan a los dientes, el paciente ya está listo casi de inmediato.

Como desventajas destacan el coste elevado que tienen. Este tipo de carillas son más caras que las de composite. También requieren un mayor número de sesiones debido a que las carillas de porcelana se fabrican en el laboratorio dental, por lo que el paciente tiene que asistir a un mayor número de visitas al odontólogo.
Otra desventaja es que no permite retoques posteriores. Al contrario que las carillas de composite, las carillas de porcelana no pueden modificarse de color o forma una vez puestas.

¿Las carillas dañan el diente?

Hoy en día, podemos decir que, gracias a los avances y a las últimas tecnologías en Odontología Estética, las carillas dentales no dañan los dientes. Tradicionalmente, las carillas de composite siempre han necesitado tallar menos el diente que las de porcelana. La necesidad de realizar el tallado depende de dos factores: la posición y el color. Si ambos aspectos son adecuados, no será necesario hacerlo.
En cambio, si el diente se encuentra en peores condiciones, como demasiado adelantado de su posición o tiene un color muy oscuro o amarillo sí que sería necesario acondicionar la pieza dental. En estos casos, se llevará a cabo un ligero contorneado estético leve que no requiere anestesia.

¿Cuánto cuesta el tratamiento de carillas?

Las carillas de porcelana suelen ser más caras que las de composite, pero los beneficios también son mayores. Los precios pueden variar entre 250-300€ por cada carilla de composite y entre 400-850€ las de porcelana.

Si necesitas asesoría sobre este tratamiento no dudes en contactarnos, en Policlínica San Juan contamos con el mejor equipo de profesionales, te asesoraremos para realizar el mejor tratamiento personalizado para ti. Contáctanos para darte toda la información que necesitas y poder concertar tu primera cita con nosotros. ¡No esperes más y consigue la sonrisa perfecta que siempre deseaste!

Especialistas en carillas dentales.

Pide cita y te asesoramos en tu tratamiento de forma personalizada

Solicite información

     

    Rate this post